1894 – 2019

125 ANIVERSARIO SPALDING

Fuimos fieles al juego antes de que se inventara el juego. Sinónimo de baloncesto, los verdaderos creyentes, discípulos dedicados.

Fieles a la pelota antes de que hubiera canastas, solo cajas de melocotones y cajas cuadradas.

Estuvimos allí antes que los fans, antes que las franquicias. Allí, antes de la victoria, antes del aro, antes de los tiros libres, los tiros de gancho y los alley-oops. Antes de un triple, de una bandeja, un mate; antes del vuelo de Jordan, había mucho trabajo duro que hacer.

Cuando desarrollamos el primer balón de baloncesto en 1894, no buscábamos crear la competición, buscábamos establecer el estándar.

No solo creamos una pelota; Construimos un negocio, una reputación, un legado.

No nos topamos ciegamente con el éxito, no nos conformamos con el promedio. No nos olvidamos de como y donde empezamos, ni de lo que representamos, aprendiendo de nuestro pasado mientras planificamos el futuro del baloncesto.

Nunca dejamos de innovar, Nunca dejamos de buscar oportunidades para mejorar, siempre adaptándonos a los tiempos para satisfacer las necesidades cambiantes del jugador y del juego.

No solo cogimos un rebote, cogimos todos los rebotes. Los cogimos hasta que los creamos para llamarlos así.

No nos limitamos a quedarnos al margen estudiando la pizarra táctica; nos apresuramos, nos pusimos metas, hicimos movimientos. Nunca cedimos bajo la presión, nunca tuvimos miedo a aceptar cualquier desafio.

No creamos las reglas, solo creamos el balón.